Venganza en 4 actos

N.012 - Poesía

Venganza en 4 actos

N.012 - Poesía

Venganza en 4 actos 

N.012 - Poesía

Venganza en 4 actos

N.0012 - Poesía

Venganza en 4 actos 

N.012 - Poesía

Escrito por Shantal Abrego

I

El amor más dulce es el de mi madre
con sus palabras dulces
su abrazo dulce su sangre dulce
que he aprendido, heredado, medido en una gota
por un dedo pinchado

Madre:
la dulzura que compartimos me tiene aquí tendida sobre tus heridas que no cierran

Y esto,
más congénito que contagioso, se compra
porque la cocacola es el azúcar en la sangre de mi sangre
desde que mis bisabuelos empezaron a morir de lo mismo
hace más de cien años.

Mi sangre es azúcar y me desgarra las venas.

 

II

Islas flotantes de plástico a mitad del océano
que son como manchas
adentro también de todas las ballenas
multiplicándose hasta el infinito en una gran asfixia
las he visto en internet y seguro tú igual

todos los días se multiplican las botellas de plástico y no tanto                                                                                    [los peces
los recuerdo abiertos por en medio de la panza
con unas banderitas de coca cola atoradas en los intestinos
y los ojos muy abiertos paralizados.

 

III

Desde que llegó la refresquera
aquí no hay agua ni para los niños
que toman coca en biberón.

 

IV

coca cola vendía al día un millón novecientas botellas cual
                                                                      [narcotraficantes
así como en caracortada
así como en caracortada los empresarios sabían que la mercancía no se consumía porque los terminaba consumiendo

así como en caracortada los empresarios se llenaron de dinero por la coca y las vidas que se llevaban, para sus mansiones de lujo, sus vacaciones al mar y su seguro médico universal

así como en caracortada los empresarios fueron traicionados por sus subordinados y en medio de todo miedo, cuando sabían que ellos tampoco tenían a nadie y se reconocieron como escorias

todas las botellas retornables regresaron como bombas
                                                                               [molotov

y cayeron de un segundo piso a una alberca llena por sus
                                                          [propios desechos fabriles

mientras su compañía estaba en llamas y todas sus familias muertas por la suciedad del propio negocio

Así como en caracortada mis abuelos y Cuba aplaudieron a lo
                                                                                            [lejos

 

I

El amor más dulce es el de mi madre
con sus palabras dulces
su abrazo dulce su sangre dulce
que he aprendido, heredado, medido en una gota
por un dedo pinchado

Madre:
la dulzura que compartimos me tiene aquí tendida sobre tus
                                                            [heridas que no cierran

Y esto,
más congénito que contagioso, se compra
porque la cocacola es el azúcar en la sangre de mi sangre
desde que mis bisabuelos empezaron a morir de lo mismo
hace más de cien años.

Mi sangre es azúcar y me desgarra las venas.

 

II

Islas flotantes de plástico a mitad del océano
que son como manchas
adentro también de todas las ballenas
multiplicándose hasta el infinito en una gran asfixia
las he visto en internet y seguro tú igual

todos los días se multiplican las botellas de plástico y no
                                                                     [tanto los peces
los recuerdo abiertos por en medio de la panza
con unas banderitas de coca cola atoradas en los intestinos
y los ojos muy abiertos paralizados.

 

III

Desde que llegó la refresquera
aquí no hay agua ni para los niños
que toman coca en biberón.

 

IV

coca cola vendía al día un millón novecientas botellas cual
                                                                      [narcotraficantes
así como en caracortada
así como en caracortada los empresarios sabían que la mercancía no se consumía porque los terminaba consumiendo

así como en caracortada los empresarios se llenaron de dinero por la coca y las vidas que se llevaban, para sus mansiones de lujo, sus vacaciones al mar y su seguro médico universal

así como en caracortada los empresarios fueron traicionados por sus subordinados y en medio de todo miedo, cuando sabían que ellos tampoco tenían a nadie y se reconocieron como escorias

todas las botellas retornables regresaron como bombas
                                                                               [molotov

y cayeron de un segundo piso a una alberca llena por sus
                                                      [propios desechos fabriles

mientras su compañía estaba en llamas y todas sus familias muertas por la suciedad del propio negocio

Así como en caracortada mis abuelos y Cuba aplaudieron a
                                                                                    [lo lejos

 

I

El amor más dulce es el de mi madre
con sus palabras dulces
su abrazo dulce su sangre dulce
que he aprendido, heredado, medido en una gota
por un dedo pinchado

Madre:
la dulzura que compartimos me tiene aquí tendida
                            [sobre tus heridas que no cierran

Y esto,
más congénito que contagioso, se compra
porque la cocacola es el azúcar en la sangre de                                                                   [mi sangre
desde que mis bisabuelos empezaron a morir de                              [lo mismo hace más de cien años.

Mi sangre es azúcar y me desgarra las venas.

 

II

Islas flotantes de plástico a mitad del océano
que son como manchas
adentro también de todas las ballenas
multiplicándose hasta el infinito en una gran asfixia
las he visto en internet y seguro tú igual

todos los días se multiplican las botellas de                                         [plástico y no tanto los peces
los recuerdo abiertos por en medio de la panza
con unas banderitas de coca cola atoradas en los                                                                  [intestinos
y los ojos muy abiertos paralizados.

 

III

Desde que llegó la refresquera
aquí no hay agua ni para los niños
que toman coca en biberón.

 

IV

coca cola vendía al día un millón novecientas                                        [botellas cual narcotraficantes
así como en caracortada
así como en caracortada los empresarios sabían que la mercancía no se consumía porque los                                                   [terminaba consumiendo

así como en caracortada los empresarios se llenaron de dinero por la coca y las vidas que se llevaban, para sus mansiones de lujo, sus vacaciones al mar y su seguro médico universal

así como en caracortada los empresarios fueron traicionados por sus subordinados y en medio de todo miedo, cuando sabían que ellos tampoco tenían a nadie y se reconocieron como escorias

todas las botellas retornables regresaron como                                                          [bombas molotov

y cayeron de un segundo piso a una alberca llena por sus propios desechos fabriles

mientras su compañía estaba en llamas y todas sus familias muertas por la suciedad del propio negocio

Así como en caracortada mis abuelos y Cuba                                                      [aplaudieron a lo lejos

 

I

El amor más dulce es el de mi madre
con sus palabras dulces
su abrazo dulce su sangre dulce
que he aprendido, heredado, medido en una gota
por un dedo pinchado

Madre:
la dulzura que compartimos me tiene aquí tendida
                            [sobre tus heridas que no cierran

Y esto,
más congénito que contagioso, se compra
porque la cocacola es el azúcar en la sangre de                                                                                      [mi sangre
desde que mis bisabuelos empezaron a morir de                                                   [lo mismo hace más de cien años.

Mi sangre es azúcar y me desgarra las venas.

 

II

Islas flotantes de plástico a mitad del océano
que son como manchas
adentro también de todas las ballenas
multiplicándose hasta el infinito en una gran asfixia
las he visto en internet y seguro tú igual

todos los días se multiplican las botellas de                                                           [plástico y no tanto los peces
los recuerdo abiertos por en medio de la panza
con unas banderitas de coca cola atoradas en los                                                                                     [intestinos
y los ojos muy abiertos paralizados.

 

III

Desde que llegó la refresquera
aquí no hay agua ni para los niños
que toman coca en biberón.

 

IV

coca cola vendía al día un millón novecientas                                                          [botellas cual narcotraficantes
así como en caracortada
así como en caracortada los empresarios sabían que la mercancía no se consumía porque los                                                                                             [terminaba consumiendo

así como en caracortada los empresarios se llenaron de dinero por la coca y las vidas que se llevaban, para sus mansiones de lujo, sus vacaciones al mar y su seguro médico universal

así como en caracortada los empresarios fueron traicionados por sus subordinados y en medio de todo miedo, cuando sabían que ellos tampoco tenían a nadie y se reconocieron como escorias

todas las botellas retornables regresaron como                                                                                   [bombas molotov

y cayeron de un segundo piso a una alberca llena por sus propios desechos fabriles

mientras su compañía estaba en llamas y todas sus familias muertas por la suciedad del propio negocio

Así como en caracortada mis abuelos y Cuba                                                                              [aplaudieron a lo lejos

 

I

El amor más dulce es el de mi madre
con sus palabras dulces
su abrazo dulce su sangre dulce
que he aprendido, heredado, medido en una                                        [gota por un dedo pinchado

Madre:
la dulzura que compartimos me tiene aquí tendida sobre tus heridas que no cierran

Y esto,
más congénito que contagioso, se compra
porque la cocacola es el azúcar en la sangre de                                                              [mi sangre
desde que mis bisabuelos empezaron a morir de lo mismo hace más de cien años.

Mi sangre es azúcar y me desgarra las venas.

 

II

Islas flotantes de plástico a mitad del océano
que son como manchas
adentro también de todas las ballenas
multiplicándose hasta el infinito en una gran                                                                   [asfixia
las he visto en internet y seguro tú igual

todos los días se multiplican las botellas de                                         [plástico y no tanto los peces
los recuerdo abiertos por en medio de la panza
con unas banderitas de coca cola atoradas en                                                           [los intestinos
y los ojos muy abiertos paralizados.

 

III

Desde que llegó la refresquera
aquí no hay agua ni para los niños
que toman coca en biberón.

 

IV

coca cola vendía al día un millón novecientas                                     [botellas cual narcotraficantes
así como en caracortada
así como en caracortada los empresarios sabían que la mercancía no se consumía porque los                                            [terminaba consumiendo

así como en caracortada los empresarios se llenaron de dinero por la coca y las vidas que se llevaban, para sus mansiones de lujo, sus vacaciones al mar y su seguro médico universal

así como en caracortada los empresarios fueron traicionados por sus subordinados y en medio de todo miedo, cuando sabían que ellos tampoco tenían a nadie y se reconocieron como escorias

todas las botellas retornables regresaron como                                                      [bombas molotov

y cayeron de un segundo piso a una alberca llena por sus propios desechos fabriles

mientras su compañía estaba en llamas y todas sus familias muertas por la suciedad del propio negocio

Así como en caracortada mis abuelos y Cuba                                                 [aplaudieron a lo lejos

 

Shantal Abrego, coordinadora editorial de la Revista Enchiridion. Cursa la Licenciatura en Estudios Literarios y ha sido publicada en medios digitales e impresos como Broken English, Larvaria, Gata que Ladra, El Monolito, entre otros.

Twitter

Imagen de portada: Brent Stirton

Shantal Abrego, coordinadora editorial de la Revista Enchiridion. Cursa la Licenciatura en Estudios Literarios y ha sido publicada en medios digitales e impresos como Broken English, Larvaria, Gata que Ladra, El Monolito, entre otros.

https://twitter.com/HeyShanty.

Imagen de portada: Brent Stirton

Shantal Abrego, coordinadora editorial de la Revista Enchiridion. Cursa la Licenciatura en Estudios Literarios y ha sido publicada en medios digitales e impresos como Broken English, Larvaria, Gata que Ladra, El Monolito, entre otros.

Twitter

Imagen de portada: Brent Stirton

Shantal Abrego, coordinadora editorial de la Revista Enchiridion. Cursa la Licenciatura en Estudios Literarios y ha sido publicada en medios digitales e impresos como Broken English, Larvaria, Gata que Ladra, El Monolito, entre otros.

Twitter

Imagen de portada: Brent Stirton

Shantal Abrego, coordinadora editorial de la Revista Enchiridion. Cursa la Licenciatura en Estudios Literarios y ha sido publicada en medios digitales e impresos como Broken English, Larvaria, Gata que Ladra, El Monolito, entre otros.

Twitter

Imagen de portada: Bret Stirton

guerra_m

Guerra de mundos

N.012 - Ensayo

Acércate a nosotros

Nuestra meta

Suscríbete

Nuestro propósito es servir como una plataforma de difusión para escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos  haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

circulo-animacion
logo_himen-01

© 2013 – 2019 Revista Himen. Diseño por C.A.

Términos y Condiciones - Copyrights