Trotahuesos

N.004 - Narrativa

Trotahuesos

N.004 - Narrativa

Trotahuesos

N.004 - Narrativa

Trotahuesos

N.004 - Narrativa

Trotahuesos

N.004 - Narrativa

Escrito por Fernando Salgado 

Escrito por Fernando Salgado 

Cabalgo sin ojos el fondo amarillo, tan seco, estéril, sin numérica. La luz amarilla inyecta a mis ojos espermas fríos haciendo que mi vista proyecte serpientes que me tragan la oscuridad. Y aun así cabalgo para tener otro fondo, menos ámbar, sin el plástico que traga mis ampollas. El mar. Quiero demasiados huesos para pulir el cráneo. El mar pule los dientes, los hace porosos, puntiagudos como para comer sangre dura. El fondo adherente de manos, pintura, unas cuantas uñas y tuétano de los dedos me hacen ver otro asesinato. Mi piel es revoltura, tal vez por eso no distingo que soy. Amarillo. Todo aparece tenue. Pero ¿Cómo sé que veo? Mis ojos no se sienten. Pero veo un fondo amarillo con víboras soltando su veneno, tragándose unas a otras. Lo siento tan real, que me gusta ver todo, la muerte colgando a su muerte con varias sogas. No sé por qué cabalgo en un esqueleto. Alguien me puso aquí y desde ese día no pienso más que en huesos y cabelleras.

 

Cabalgo sin ojos el fondo amarillo, tan seco, estéril, sin numérica. La luz amarilla inyecta a mis ojos espermas fríos haciendo que mi vista proyecte serpientes que me tragan la oscuridad. Y aun así cabalgo para tener otro fondo, menos ámbar, sin el plástico que traga mis ampollas. El mar. Quiero demasiados huesos para pulir el cráneo. El mar pule los dientes, los hace porosos, puntiagudos como para comer sangre dura. El fondo adherente de manos, pintura, unas cuantas uñas y tuétano de los dedos me hacen ver otro asesinato. Mi piel es revoltura, tal vez por eso no distingo que soy. Amarillo. Todo aparece tenue. Pero ¿Cómo sé que veo? Mis ojos no se sienten. Pero veo un fondo amarillo con víboras soltando su veneno, tragándose unas a otras. Lo siento tan real, que me gusta ver todo, la muerte colgando a su muerte con varias sogas. No sé por qué cabalgo en un esqueleto. Alguien me puso aquí y desde ese día no pienso más que en huesos y cabelleras.

 

Cabalgo sin ojos el fondo amarillo, tan seco, estéril, sin numérica. La luz amarilla inyecta a mis ojos espermas fríos haciendo que mi vista proyecte serpientes que me tragan la oscuridad. Y aun así cabalgo para tener otro fondo, menos ámbar, sin el plástico que traga mis ampollas. El mar. Quiero demasiados huesos para pulir el cráneo. El mar pule los dientes, los hace porosos, puntiagudos como para comer sangre dura. El fondo adherente de manos, pintura, unas cuantas uñas y tuétano de los dedos me hacen ver otro asesinato. Mi piel es revoltura, tal vez por eso no distingo que soy. Amarillo. Todo aparece tenue. Pero ¿Cómo sé que veo? Mis ojos no se sienten. Pero veo un fondo amarillo con víboras soltando su veneno, tragándose unas a otras. Lo siento tan real, que me gusta ver todo, la muerte colgando a su muerte con varias sogas. No sé por qué cabalgo en un esqueleto. Alguien me puso aquí y desde ese día no pienso más que en huesos y cabelleras.


Cabalgo sin ojos el fondo amarillo, tan seco, estéril, sin numérica. La luz amarilla inyecta a mis ojos espermas fríos haciendo que mi vista proyecte serpientes que me tragan la oscuridad. Y aun así cabalgo para tener otro fondo, menos ámbar, sin el plástico que traga mis ampollas. El mar. Quiero demasiados huesos para pulir el cráneo. El mar pule los dientes, los hace porosos, puntiagudos como para comer sangre dura. El fondo adherente de manos, pintura, unas cuantas uñas y tuétano de los dedos me hacen ver otro asesinato. Mi piel es revoltura, tal vez por eso no distingo que soy. Amarillo. Todo aparece tenue. Pero ¿Cómo sé que veo? Mis ojos no se sienten. Pero veo un fondo amarillo con víboras soltando su veneno, tragándose unas a otras. Lo siento tan real, que me gusta ver todo, la muerte colgando a su muerte con varias sogas. No sé por qué cabalgo en un esqueleto. Alguien me puso aquí y desde ese día no pienso más que en huesos y cabelleras.


Cabalgo sin ojos el fondo amarillo, tan seco, estéril, sin numérica. La luz amarilla inyecta a mis ojos espermas fríos haciendo que mi vista proyecte serpientes que me tragan la oscuridad. Y aun así cabalgo para tener otro fondo, menos ámbar, sin el plástico que traga mis ampollas. El mar. Quiero demasiados huesos para pulir el cráneo. El mar pule los dientes, los hace porosos, puntiagudos como para comer sangre dura. El fondo adherente de manos, pintura, unas cuantas uñas y tuétano de los dedos me hacen ver otro asesinato. Mi piel es revoltura, tal vez por eso no distingo que soy. Amarillo. Todo aparece tenue. Pero ¿Cómo sé que veo? Mis ojos no se sienten. Pero veo un fondo amarillo con víboras soltando su veneno, tragándose unas a otras. Lo siento tan real, que me gusta ver todo, la muerte colgando a su muerte con varias sogas. No sé por qué cabalgo en un esqueleto. Alguien me puso aquí y desde ese día no pienso más que en huesos y cabelleras.


Fernando Salgado. Uruapan, Michoacán, México, 1995. Se asusta muy a menudo, y tiene pesadillas al escribir literatura negruzca.

Imagen de portada: Anna Beeke

m_personas

Entre las personas

N.004 - Narrativa

Acércate a nosotros

Nuestra meta

Suscríbete

Nuestro propósito es servir como una plataforma de difusión para escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos  haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

circulo-animacion
logo_himen-01

© 2013 – 2019 Revista Himen. Diseño por C.A.

Términos y Condiciones - Copyrights