Sólo colores primarios,

por favor

N.007 - Poesía

Sólo colores primarios,

por favor

N.007 - Poesía

Sólo colores primarios,

por favor

N.007 - Poesía

Sólo colores primarios,

por favor

N.007 - Poesía

Sólo colores primarios,

por favor

N.007 - Poesía

Escrito por Daniel Iturria

De la piel que (me) desgarraste con tus uñas de gato fiera,
brotaron escarabajos (todos hablaban el mismo color).

Tu sangre (ya) era roja, como la mía.
Tú más pálida, yo más caliente.

-Disculpa el vómito rancio,               lo dejaron otros al irse-,
se identifica con el color de tu pelo, nos habla y nos dice: ven.

Tu sangre no era azul, tampoco la mía.
Tú más caliente, yo más pálido. 

Los escarabajos fueron gusanos que se comieron
lo poco que quedó
de lo que estaba dentro mío               (canibalísticamente).

-Este entretenimiento es mejor que el que pasan por televisión-.

-No voy a pedirte perdón si no me miras a los ojos-.
(la sangre brota: ni tan roja, ni azul).
-El color de mi pelo               es tan bonito-.
tus ojos (verdes)                     se volvieron a mí a ver a los gusanos,
los gusanos se volvieron moscas (nos seguimos revolcando en el piso).

 Tu lengua fiera hablaba otra lengua que no era la mía.
-¿Quién define qué se llama cómo y por qué?-.
La sátira se volvió monólogo
           (la sátira siempre fue monólogo y los insectos).

 No se escucharán mis gritos porque no emito,
el asco no es asco       si lo disfrutas.
-Si juntamos nuestra sangre
con el vómito de los que se fueron
y el color que no tenemos,
              nos estamos revolcando en lodo-.

 Sacaré mis vísceras hasta alcanzar el color de tu pelo.
-Deja de moverte, por favor-.
Cedí                y el color de tu pelo.
-Llámale por el otro color, como el vómito, por favor-.
Los felinos comen insectos, gato fiera.
Me comí(ste) todo                 sólo para encontrar el color, gato fiera.


De la piel que (me) desgarraste con tus uñas de gato fiera,
brotaron escarabajos (todos hablaban el mismo color).

Tu sangre (ya) era roja, como la mía.
Tú más pálida, yo más caliente.

-Disculpa el vómito rancio,               lo dejaron otros al irse-,
se identifica con el color de tu pelo, nos habla y nos dice: ven.

Tu sangre no era azul, tampoco la mía.
Tú más caliente, yo más pálido. 

Los escarabajos fueron gusanos que se comieron
lo poco que quedó
de lo que estaba dentro mío               (canibalísticamente).

-Este entretenimiento es mejor que el que pasan por televisión-.

-No voy a pedirte perdón si no me miras a los ojos-.
(la sangre brota: ni tan roja, ni azul).
-El color de mi pelo               es tan bonito-.
tus ojos (verdes)                     se volvieron a mí a ver a los gusanos,
los gusanos se volvieron moscas (nos seguimos revolcando en el piso).

 Tu lengua fiera hablaba otra lengua que no era la mía.
-¿Quién define qué se llama cómo y por qué?-.
La sátira se volvió monólogo
           (la sátira siempre fue monólogo y los insectos).

 No se escucharán mis gritos porque no emito,
el asco no es asco       si lo disfrutas.
-Si juntamos nuestra sangre
con el vómito de los que se fueron
y el color que no tenemos,
              nos estamos revolcando en lodo-.

 Sacaré mis vísceras hasta alcanzar el color de tu pelo.
-Deja de moverte, por favor-.
Cedí                y el color de tu pelo.
-Llámale por el otro color, como el vómito, por favor-.
Los felinos comen insectos, gato fiera.
Me comí(ste) todo                 sólo para encontrar el color, gato fiera.


De la piel que (me) desgarraste con tus uñas de gato fiera,
brotaron escarabajos (todos hablaban el mismo color).

Tu sangre (ya) era roja, como la mía.
Tú más pálida, yo más caliente.

-Disculpa el vómito rancio,               lo dejaron otros al irse-,
se identifica con el color de tu pelo, nos habla y nos dice: ven.

Tu sangre no era azul, tampoco la mía.
Tú más caliente, yo más pálido. 

Los escarabajos fueron gusanos que se comieron
lo poco que quedó
de lo que estaba dentro mío               (canibalísticamente).

-Este entretenimiento es mejor que el que pasan por televisión-.

-No voy a pedirte perdón si no me miras a los ojos-.
(la sangre brota: ni tan roja, ni azul).
-El color de mi pelo               es tan bonito-.
tus ojos (verdes)                     se volvieron a mí a ver a los gusanos,
los gusanos se volvieron moscas (nos seguimos revolcando en el piso).

 Tu lengua fiera hablaba otra lengua que no era la mía.
-¿Quién define qué se llama cómo y por qué?-.
La sátira se volvió monólogo
           (la sátira siempre fue monólogo y los insectos).

 No se escucharán mis gritos porque no emito,
el asco no es asco       si lo disfrutas.
-Si juntamos nuestra sangre
con el vómito de los que se fueron
y el color que no tenemos,
              nos estamos revolcando en lodo-.

 Sacaré mis vísceras hasta alcanzar el color de tu pelo.
-Deja de moverte, por favor-.
Cedí                y el color de tu pelo.
-Llámale por el otro color, como el vómito, por favor-.
Los felinos comen insectos, gato fiera.
Me comí(ste) todo                 sólo para encontrar el color, gato fiera.


De la piel que (me) desgarraste con tus uñas de gato fiera,
brotaron escarabajos (todos hablaban el mismo color).

Tu sangre (ya) era roja, como la mía.
Tú más pálida, yo más caliente.

-Disculpa el vómito rancio,               lo dejaron otros al irse-,
se identifica con el color de tu pelo, nos habla y nos dice: ven.

Tu sangre no era azul, tampoco la mía.
Tú más caliente, yo más pálido. 

Los escarabajos fueron gusanos que se comieron
lo poco que quedó
de lo que estaba dentro mío               (canibalísticamente).

-Este entretenimiento es mejor que el que pasan por televisión-.

-No voy a pedirte perdón si no me miras a los ojos-.
(la sangre brota: ni tan roja, ni azul).
-El color de mi pelo               es tan bonito-.
tus ojos (verdes)                     se volvieron a mí a ver a los gusanos,
los gusanos se volvieron moscas (nos seguimos revolcando en el piso).

 Tu lengua fiera hablaba otra lengua que no era la mía.
-¿Quién define qué se llama cómo y por qué?-.
La sátira se volvió monólogo
           (la sátira siempre fue monólogo y los insectos).

 No se escucharán mis gritos porque no emito,
el asco no es asco       si lo disfrutas.
-Si juntamos nuestra sangre
con el vómito de los que se fueron
y el color que no tenemos,
              nos estamos revolcando en lodo-.

 Sacaré mis vísceras hasta alcanzar el color de tu pelo.
-Deja de moverte, por favor-.
Cedí                y el color de tu pelo.
-Llámale por el otro color, como el vómito, por favor-.
Los felinos comen insectos, gato fiera.
Me comí(ste) todo                 sólo para encontrar el color, gato fiera.


Daniel Iturria. Nacido en Guadalajara el año de 1997. Entusiasta de la poesía en voz alta y el rap. Ha colaborado en revistas electrónica que ya murieron como Errr Magazine y (Re)verse. Su signo zodiacal es virgo; su animal favorito, el axolotl; y su color preferido, el morado.

Imagen de portada: Antoine Seguin

m_luciernagas

Luciérnagas

N.007 - Poesía

Acércate a nosotros

Nuestra meta

Suscríbete

Nuestro propósito es servir como una plataforma de difusión para escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos  haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

circulo-animacion
logo_himen-01

© 2013 – 2019 Revista Himen. Diseño por C.A.

Términos y Condiciones - Copyrights