O cómo construir un amuleto

N.013 - Poesía

O cómo construir un amuleto

N.013 - Poesía

O cómo construir un amuleto 

N.013 - Poesía

O cómo construir un amuleto

N.0013 - Poesía

O cómo construir un amuleto 

N.013 - Poesía

Escrito por Adelmar Ramírez

Escrito por Adelmar Ramírez

Escrito por Adelmar Ramírez

Escrito por Adelmar Ramírez

Escrito por Adelmar Ramírez

Su primera cuna era ya el abismo;
ensayó dormir a tientas, hurgando
en su cuerpo como quien enhebra un fantasma

a través de un recuerdo. Su primera palabra fue venganza
para sí, un tentador amuleto. Depuso 
la inalienable suerte del Buda junto a los mapeos estelares;
atrajo con estos ceremonias y reglas acordes:
celebrar el Día de la Galaxia
con chimichangas para el almuerzo e hidratantes
en bolsas ziploc. Agonizaba la gravedad
producto del mosqueo por la cámara lenta
o el apego a los cierres herméticos.


En esas fiestas itinerantes solía acaparar mortandades 
                                                                              [truncas,
un vicio que me heredó. En ese abismo importado
e importuno
— oscuridad aterida y propedéutica —
una mano meció la estirpe
y compuso con los platos rotos, constelaciones
que, de lejos, lucían un tanto patituertas.  


primera cuna era ya el abismo;
ensayó dormir a tientas, hurgando
en su cuerpo como quien enhebra un fantasma

a través de un recuerdo. Su primera palabra fue venganza
para sí, un tentador amuleto. Depuso 
la inalienable suerte del Buda junto a los mapeos estelares;
atrajo con estos ceremonias y reglas acordes:
celebrar el Día de la Galaxia
con chimichangas para el almuerzo e hidratantes
en bolsas ziploc. Agonizaba la gravedad
producto del mosqueo por la cámara lenta
o el apego a los cierres herméticos.


En esas fiestas itinerantes solía acaparar mortandades 
                                                                              [truncas,
un vicio que me heredó. En ese abismo importado
e importuno
— oscuridad aterida y propedéutica —
una mano meció la estirpe
y compuso con los platos rotos, constelaciones
que, de lejos, lucían un tanto patituertas.  

primera cuna era ya el abismo;
ensayó dormir a tientas, hurgando
en su cuerpo como quien enhebra un fantasma

a través de un recuerdo. Su primera palabra fue
                                                                [venganza
para sí, un tentador amuleto. Depuso 
la inalienable suerte del Buda junto a los mapeos
                                                                [estelares;
atrajo con estos ceremonias y reglas acordes:
celebrar el Día de la Galaxia
con chimichangas para el almuerzo e hidratantes
en bolsas ziploc. Agonizaba la gravedad
producto del mosqueo por la cámara lenta
o el apego a los cierres herméticos.


En esas fiestas itinerantes solía acaparar
                                             [mortandades truncas,
un vicio que me heredó. En ese abismo importado
e importuno
— oscuridad aterida y propedéutica —
una mano meció la estirpe
y compuso con los platos rotos, constelaciones
que, de lejos, lucían un tanto patituertas. 
 

primera cuna era ya el abismo;
ensayó dormir a tientas, hurgando
en su cuerpo como quien enhebra un fantasma

a través de un recuerdo. Su primera palabra fue
                                                                [venganza
para sí, un tentador amuleto. Depuso 
la inalienable suerte del Buda junto a los mapeos
                                                                [estelares;
atrajo con estos ceremonias y reglas acordes:
celebrar el Día de la Galaxia
con chimichangas para el almuerzo e hidratantes
en bolsas ziploc. Agonizaba la gravedad
producto del mosqueo por la cámara lenta
o el apego a los cierres herméticos.


En esas fiestas itinerantes solía acaparar
                                             [mortandades truncas,
un vicio que me heredó. En ese abismo importado
e importuno
— oscuridad aterida y propedéutica —
una mano meció la estirpe
y compuso con los platos rotos, constelaciones
que, de lejos, lucían un tanto patituertas. 
 

primera cuna era ya el abismo;
ensayó dormir a tientas, hurgando
en su cuerpo como quien enhebra un fantasma

a través de un recuerdo. Su primera palabra fue
                                                              [venganza
para sí, un tentador amuleto. Depuso 
la inalienable suerte del Buda junto a los mapeos
                                                              [estelares;
atrajo con estos ceremonias y reglas acordes:
celebrar el Día de la Galaxia
con chimichangas para el almuerzo e hidratantes
en bolsas ziploc. Agonizaba la gravedad
producto del mosqueo por la cámara lenta
o el apego a los cierres herméticos.


En esas fiestas itinerantes solía acaparar
                                         [mortandades truncas,
un vicio que me heredó. En ese abismo 
                                                           [importado
e importuno
— oscuridad aterida y propedéutica —
una mano meció la estirpe
y compuso con los platos rotos, constelaciones
que, de lejos, lucían un tanto patituertas. 

Adelmar Ramírez (El Paso, Texas, 1989) Estudió Psicología y Escritura Creativa en la Universidad de Texas en El Paso y una maestría en Escritura en la misma universidad. Finalista del Premio Fundación Loewe, en 2013. Ahora estudia un doctorado en la Universidad de California, L.A.

Facebook

Imagen de portada: Biel Capllonch

Adelmar Ramírez (El Paso, Texas, 1989) Estudió Psicología y Escritura Creativa en la Universidad de Texas en El Paso y una maestría en Escritura en la misma universidad. Finalista del Premio Fundación Loewe, en 2013. Ahora estudia un doctorado en la Universidad de California, L.A.

Facebook

Imagen de portada: Biel Capllonch

Adelmar Ramírez (El Paso, Texas, 1989) Estudió Psicología y Escritura Creativa en la Universidad de Texas en El Paso y una maestría en Escritura en la misma universidad. Finalista del Premio Fundación Loewe, en 2013. Ahora estudia un doctorado en la Universidad de California, L.A.

Facebook

Imagen de portada: Biel Capllonch

Pablo Molina Guerrero (Concón, Chile, 1989). Cineasta. Programador de cine. Ha colaborado con crónicas, columnas y reseñas en diferentes medios digitales. Becario del Ministerio de las Culturas, las Artes y el Patrimonio 2019 en la categoría poesía.

Facebook

Imagen de portada: Biel Capllonch

Adelmar Ramírez (El Paso, Texas, 1989) Estudió Psicología y Escritura Creativa en la Universidad de Texas en El Paso y una maestría en Escritura en la misma universidad. Finalista del Premio Fundación Loewe, en 2013. Ahora estudia un doctorado en la Universidad de California, L.A.

Facebook

Imagen de portada: Biel Capllonch

m_cuantico

Suicidio cuántico

N.013 - Narrativa

Acércate a nosotros

Nuestra meta

Suscríbete

Nuestro propósito es servir como una plataforma de difusión para escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos  haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

circulo-animacion
logo_himen-01

© 2013 – 2019 Revista Himen. Diseño por C.A.

Términos y Condiciones - Copyrights