La canción del mosquito

N.012 - Poesía

La canción del mosquito

N.012 - Poesía

El mito de Narciso 

N.012 - Poesía

La canción del mosquito

N.0012 - Poesía

La canción del mosquito

N.012 - Poesía

Escrito por Martín López

Las picaduras de zancudos:
Las peores…
Los masajes de mi esposa:
¡Los mejores!
Y la urticaria es mi némesis.

Los mosquitos se dan banquete con
el pálido culo de mi esposa,

una gran luna llena peluda,

A la luna le pican los pies.

Mosquito me volverá loca
se escabulle pincha y echa a andar
zancudo del zucucho picó
como cuatro veces recién la noche pasada

Once picaduras en total
Ya van once picaduras hasta ahora:

Tres arriba del codo
más dos por el tobillo son cinco
cuatro a lo largo del brazo nueve
con las dos a lo ancho del glúteo once
y una en la pantorrilla
son doce

Ya insoportable me rasco con un palito
Pero al rato boto el palo y tomo uno mejor,
algunos centímetros más extenso
y curvo al final da un buen ángulo
permitiendo alcanzar los sitios difíciles de la espalda
inalcanzables
palito con una saliente en la punta que rasca aliviante
rajándome un poquito, ay, ay,
toda la epidermis.

Mosquitos asediando, el eco de uno rebotó 
en la mesita caoba, vaso y el
agua reposa de guata en las cañerías
Me colma de asalto uno a mi atención
pasó a ras bajo mis narices
capté ahí los pasos de otro que se hacía pasar por mi bigote
aquel salta se para en mi cabeza como un adorno
burlándose de mí mientras busco por todos lados
¡Es una invasión del exterior!
los detecto por doquier escondidos dentro del aire
sin dar con ellos

Zancudo se confundido con
pelusa flotante infunde malentendidos

Partí dándome palmadas
y ya voy en cachetazos

Replanteo mis estrategias
Finjo acostumbramiento e intento convencerlos
de mi indiferencia,
hago como si no me importaran
Circundado por completo pongo caras como de estar en otro                                                                                            [asunto
para que se confíen de su irrelevancia en cuanto a mí respecta

pero eso dura un momento
e iracundo me mando a largar manotazos de kung fu al aire,
pero en vano.

Es chala versus zancudo:
Y en un aplauso el genocidio,
ex-zancudo ahora una manchita que reúne
la sangre de toda la casa.


Las picaduras de zancudos:
Las peores…
Los masajes de mi esposa:
¡Los mejores!
Y la urticaria es mi némesis.

Los mosquitos se dan banquete con
el pálido culo de mi esposa,


una gran luna llena peluda,

A la luna le pican los pies.

Mosquito me volverá loca
se escabulle pincha y echa a andar
zancudo del zucucho picó
como cuatro veces recién la noche pasada

Once picaduras en total
Ya van once picaduras hasta ahora:

Tres arriba del codo
más dos por el tobillo son cinco
cuatro a lo largo del brazo nueve
con las dos a lo ancho del glúteo once
y una en la pantorrilla
son doce

Ya insoportable me rasco con un palito
Pero al rato boto el palo y tomo uno mejor,
algunos centímetros más extenso
y curvo al final da un buen ángulo
permitiendo alcanzar los sitios difíciles de la espalda
inalcanzables
palito con una saliente en la punta que rasca aliviante
rajándome un poquito, ay, ay,
toda la epidermis.

Mosquitos asediando, el eco de uno rebotó 
en la mesita caoba, vaso y el
agua reposa de guata en las cañerías
Me colma de asalto uno a mi atención
pasó a ras bajo mis narices
capté ahí los pasos de otro que se hacía pasar por mi bigote
aquel salta se para en mi cabeza como un adorno
burlándose de mí mientras busco por todos lados
¡Es una invasión del exterior!
los detecto por doquier escondidos dentro del aire
sin dar con ellos

Zancudo se confundido con
pelusa flotante infunde malentendidos

Partí dándome palmadas
y ya voy en cachetazos

Replanteo mis estrategias
Finjo acostumbramiento e intento convencerlos
de mi indiferencia,
hago como si no me importaran
Circundado por completo pongo caras como de estar en                                                                                 [otro asunto
para que se confíen de su irrelevancia en cuanto a mí respecta

pero eso dura un momento
e iracundo me mando a largar manotazos de kung fu al aire,
pero en vano.

Es chala versus zancudo:
Y en un aplauso el genocidio,
ex-zancudo ahora una manchita que reúne
la sangre de toda la casa.


Las picaduras de zancudos:
Las peores…
Los masajes de mi esposa:
¡Los mejores!
Y la urticaria es mi némesis.

Los mosquitos se dan banquete con
el pálido culo de mi esposa,


una gran luna llena peluda,

A la luna le pican los pies.

Mosquito me volverá loca
se escabulle pincha y echa a andar
zancudo del zucucho picó
como cuatro veces recién la noche pasada

Once picaduras en total
Ya van once picaduras hasta ahora:

Tres arriba del codo
más dos por el tobillo son cinco
cuatro a lo largo del brazo nueve
con las dos a lo ancho del glúteo once
y una en la pantorrilla
son doce

Ya insoportable me rasco con un palito
Pero al rato boto el palo y tomo uno mejor,
algunos centímetros más extenso
y curvo al final da un buen ángulo
permitiendo alcanzar los sitios difíciles de la espalda
inalcanzables
palito con una saliente en la punta que rasca aliviante
rajándome un poquito, ay, ay,
toda la epidermis.

Mosquitos asediando, el eco de uno rebotó 
en la mesita caoba, vaso y el
agua reposa de guata en las cañerías
Me colma de asalto uno a mi atención
pasó a ras bajo mis narices
capté ahí los pasos de otro que se hacía pasar por mi bigote
aquel salta se para en mi cabeza como un adorno
burlándose de mí mientras busco por todos lados
¡Es una invasión del exterior!
los detecto por doquier escondidos dentro del aire
sin dar con ellos

Zancudo se confundido con
pelusa flotante infunde malentendidos

Partí dándome palmadas
y ya voy en cachetazos

Replanteo mis estrategias
Finjo acostumbramiento e intento convencerlos
de mi indiferencia,
hago como si no me importaran
Circundado por completo pongo caras como de                                                     [estar en otro asunto
para que se confíen de su irrelevancia en cuanto a mí respecta

pero eso dura un momento
e iracundo me mando a largar manotazos de                                                                  [kung fu al aire,
pero en vano.

Es chala versus zancudo:
Y en un aplauso el genocidio,
ex-zancudo ahora una manchita que reúne
la sangre de toda la casa.


Las picaduras de zancudos:
Las peores…
Los masajes de mi esposa:
¡Los mejores!
Y la urticaria es mi némesis.

Los mosquitos se dan banquete con
el pálido culo de mi esposa,


una gran luna llena peluda,

A la luna le pican los pies.

Mosquito me volverá loca
se escabulle pincha y echa a andar
zancudo del zucucho picó
como cuatro veces recién la noche pasada

Once picaduras en total
Ya van once picaduras hasta ahora:

Tres arriba del codo
más dos por el tobillo son cinco
cuatro a lo largo del brazo nueve
con las dos a lo ancho del glúteo once
y una en la pantorrilla
son doce

Ya insoportable me rasco con un palito
Pero al rato boto el palo y tomo uno mejor,
algunos centímetros más extenso
y curvo al final da un buen ángulo
permitiendo alcanzar los sitios difíciles de la espalda
inalcanzables
palito con una saliente en la punta que rasca aliviante
rajándome un poquito, ay, ay,
toda la epidermis.

Mosquitos asediando, el eco de uno rebotó 
en la mesita caoba, vaso y el
agua reposa de guata en las cañerías
Me colma de asalto uno a mi atención
pasó a ras bajo mis narices
capté ahí los pasos de otro que se hacía pasar por mi bigote
aquel salta se para en mi cabeza como un adorno
burlándose de mí mientras busco por todos lados
¡Es una invasión del exterior!
los detecto por doquier escondidos dentro del aire
sin dar con ellos

Zancudo se confundido con
pelusa flotante infunde malentendidos

Partí dándome palmadas
y ya voy en cachetazos

Replanteo mis estrategias
Finjo acostumbramiento e intento convencerlos
de mi indiferencia,
hago como si no me importaran
Circundado por completo pongo caras como de estar en otro                                                                                            [asunto
para que se confíen de su irrelevancia en cuanto a mí respecta

pero eso dura un momento
e iracundo me mando a largar manotazos de kung fu al aire,
pero en vano.

Es chala versus zancudo:
Y en un aplauso el genocidio,
ex-zancudo ahora una manchita que reúne
la sangre de toda la casa.


Las picaduras de zancudos:
Las peores…
Los masajes de mi esposa:
¡Los mejores!
Y la urticaria es mi némesis.

Los mosquitos se dan banquete con
el pálido culo de mi esposa,


una gran luna llena peluda,

A la luna le pican los pies.

Mosquito me volverá loca
se escabulle pincha y echa a andar
zancudo del zucucho picó
como cuatro veces recién la noche pasada

Once picaduras en total
Ya van once picaduras hasta ahora:

Tres arriba del codo
más dos por el tobillo son cinco
cuatro a lo largo del brazo nueve
con las dos a lo ancho del glúteo once
y una en la pantorrilla
son doce

Ya insoportable me rasco con un palito
Pero al rato boto el palo y tomo uno mejor,
algunos centímetros más extenso
y curvo al final da un buen ángulo
permitiendo alcanzar los sitios difíciles de la                                                                  [espalda
inalcanzables
palito con una saliente en la punta que rasca aliviante
rajándome un poquito, ay, ay,
toda la epidermis.

Mosquitos asediando, el eco de uno rebotó 
en la mesita caoba, vaso y el
agua reposa de guata en las cañerías
Me colma de asalto uno a mi atención
pasó a ras bajo mis narices
capté ahí los pasos de otro que se hacía pasar por mi bigote
aquel salta se para en mi cabeza como un adorno
burlándose de mí mientras busco por todos lados
¡Es una invasión del exterior!
los detecto por doquier escondidos dentro del aire
sin dar con ellos

Zancudo se confundido con
pelusa flotante infunde malentendidos

Partí dándome palmadas
y ya voy en cachetazos

Replanteo mis estrategias
Finjo acostumbramiento e intento convencerlos
de mi indiferencia,
hago como si no me importaran
Circundado por completo pongo caras como de                                           [estar en otro asunto
para que se confíen de su irrelevancia en cuanto a mí respecta

pero eso dura un momento
e iracundo me mando a largar manotazos de                                                           [kung fu al aire,
pero en vano.

Es chala versus zancudo:
Y en un aplauso el genocidio,
ex-zancudo ahora una manchita que reúne
la sangre de toda la casa.


Martín López, Santiago de Chile, 1997
Ex becario de la fundación Pablo Neruda, participó en la residencia de poetas jóvenes en el festival internacional de poesía de Rosario, Argentina, el año 2018. A fines del año pasado 2019 se lanzó su primer libro Consideraciones para reconstruir una playa, bajo el sello de la editorial Jámpster.

Imagen de portada: James Gathany

Martín López, Santiago de Chile, 1997
Ex becario de la fundación Pablo Neruda, participó en la residencia de poetas jóvenes en el festival internacional de poesía de Rosario, Argentina, el año 2018. A fines del año pasado 2019 se lanzó su primer libro Consideraciones para reconstruir una playa, bajo el sello de la editorial Jámpster.

Imagen de portada: James Gathany

Martín López, Santiago de Chile, 1997
Ex becario de la fundación Pablo Neruda, participó en la residencia de poetas jóvenes en el festival internacional de poesía de Rosario, Argentina, el año 2018. A fines del año pasado 2019 se lanzó su primer libro Consideraciones para reconstruir una playa, bajo el sello de la editorial Jámpster.

Imagen de portada: James Gathany

Martín López, Santiago de Chile, 1997
Ex becario de la fundación Pablo Neruda, participó en la residencia de poetas jóvenes en el festival internacional de poesía de Rosario, Argentina, el año 2018. A fines del año pasado 2019 se lanzó su primer libro Consideraciones para reconstruir una playa, bajo el sello de la editorial Jámpster.

Imagen de portada: James Gathany

Martín López, Santiago de Chile, 1997
Ex becario de la fundación Pablo Neruda, participó en la residencia de poetas jóvenes en el festival internacional de poesía de Rosario, Argentina, el año 2018. A fines del año pasado 2019 se lanzó su primer libro Consideraciones para reconstruir una playa, bajo el sello de la editorial Jámpster.

Imagen de portada: James Gathany

cempoa_m

Cempoalxóchitl 

N.012 - Narrativa

Acércate a nosotros

Nuestra meta

Suscríbete

Nuestro propósito es servir como una plataforma de difusión para escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos  haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

circulo-animacion
logo_himen-01

© 2013 – 2019 Revista Himen. Diseño por C.A.

Términos y Condiciones - Copyrights