Ahogarse en hormigas rojas

N.014 - Poesía

Ahogarse en hormigas rojas

N.014 - Poesía

 Ahogarse en hormigas rojas

N.014 - Poesía

Ahogarse en hormigas rojas

N.014 - Poesía

Ahogarse en





hormigas rojas

N.014 - Poesía

Escrito por Kareli Reyes Castruita

Escrito por Alan Rolon

Escrito por Kareli Reyes Castruita

Acto I: Ahogarse

Una vez soñé que era un pez
y terminé ahogándome en mis propias manos. 

Así se debe de sentir el fin del mundo.

Acto II: Hormigas rojas (de la condenación como profecía)

I.

Anoche vi la muerte blanca
cuando con dedos proscritos
tomó mi párpado
abriendo entrada oscura,
mas yo dormía pesadamente
y no esperaba
nada

            solo muerte.

 

II.

De niña la imaginaba
cargando en su palma tiesa hormigas rojas;
sabía que las enviaba por correo de una en una
a inyectarme negrura en las líneas punteadas
de mis dedos torcidos.

Creyente fiel rezaba
aunque me gustaba decapitarlas
a media mordida, en medio
del dolor,
pero creo que de apoco
fui yo quien perdió la cabeza

o bajó un Dios
de odio,
amo de insectos,
a castigar a su hija
corrompida,
pueril asesina.

III.

Las hormigas ocultan secretos
en murmullos de final
pues saben la cifra ignota marcada
en hojas verdes;
dicen que el otoño llega
y cuenta los nombres
borrados de la faz de la tierra.

IV.

Ahora ya no encuentro técnica,
cómo sacarlas de mi cabeza,
porque piden a gritos que les abra
hormiguero funesto por las venas.

 

Acto I: Ahogarse

Una vez soñé que era un pez
y terminé ahogándome en mis propias manos. 

Así se debe de sentir el fin del mundo.

Acto II: Hormigas rojas (de la condenación como profecía)

I.

Anoche vi la muerte blanca
cuando con dedos proscritos
tomó mi párpado
abriendo entrada oscura,
mas yo dormía pesadamente
y no esperaba
nada

            solo muerte.

 

II.

De niña la imaginaba
cargando en su palma tiesa hormigas rojas;
sabía que las enviaba por correo de una en una
a inyectarme negrura en las líneas punteadas
de mis dedos torcidos.

 Creyente fiel rezaba
aunque me gustaba decapitarlas
a media mordida, en medio
del dolor,
pero creo que de apoco
fui yo quien perdió la cabeza

o bajó un Dios
de odio,
amo de insectos,
a castigar a su hija
corrompida,
pueril asesina.

III.

Las hormigas ocultan secretos
en murmullos de final
pues saben la cifra ignota marcada
en hojas verdes;
dicen que el otoño llega
y cuenta los nombres
borrados de la faz de la tierra.

IV.

Ahora ya no encuentro técnica,
cómo sacarlas de mi cabeza,
porque piden a gritos que les abra
hormiguero funesto por las venas.

 

Acto I: Ahogarse

Una vez soñé que era un pez
y terminé ahogándome en mis propias manos. 

Así se debe de sentir el fin del mundo.

Acto II: Hormigas rojas (de la condenación como profecía)

I.

Anoche vi la muerte blanca
cuando con dedos proscritos
tomó mi párpado
abriendo entrada oscura,
mas yo dormía pesadamente
y no esperaba
nada

            solo muerte.

 

II.

De niña la imaginaba
cargando en su palma tiesa hormigas rojas;
sabía que las enviaba por correo de una en una
a inyectarme negrura en las líneas punteadas
de mis dedos torcidos.

 Creyente fiel rezaba
aunque me gustaba decapitarlas
a media mordida, en medio
del dolor,
pero creo que de apoco
fui yo quien perdió la cabeza

o bajó un Dios
de odio,
amo de insectos,
a castigar a su hija
corrompida,
pueril asesina.

III.

Las hormigas ocultan secretos
en murmullos de final
pues saben la cifra ignota marcada
en hojas verdes;
dicen que el otoño llega
y cuenta los nombres
borrados de la faz de la tierra.

IV.

Ahora ya no encuentro técnica,
cómo sacarlas de mi cabeza,
porque piden a gritos que les abra
hormiguero funesto por las venas.

 

Acto I: Ahogarse

Una vez soñé que era un pez
y terminé ahogándome en mis propias manos. 

Así se debe de sentir el fin del mundo.

Acto II: Hormigas rojas (de la condenación como profecía)

I.

Anoche vi la muerte blanca
cuando con dedos proscritos
tomó mi párpado
abriendo entrada oscura,
mas yo dormía pesadamente
y no esperaba
nada

            solo muerte.

 

II.

De niña la imaginaba
cargando en su palma tiesa hormigas rojas;
sabía que las enviaba por correo de una en una
a inyectarme negrura en las líneas punteadas
de mis dedos torcidos.

 Creyente fiel rezaba
aunque me gustaba decapitarlas
a media mordida, en medio
del dolor,
pero creo que de apoco
fui yo quien perdió la cabeza

o bajó un Dios
de odio,
amo de insectos,
a castigar a su hija
corrompida,
pueril asesina.

III.

Las hormigas ocultan secretos
en murmullos de final
pues saben la cifra ignota marcada
en hojas verdes;
dicen que el otoño llega
y cuenta los nombres
borrados de la faz de la tierra.

IV.

Ahora ya no encuentro técnica,
cómo sacarlas de mi cabeza,
porque piden a gritos que les abra
hormiguero funesto por las venas.

 

Acto I: Ahogarse

Una vez soñé que era un pez
y terminé ahogándome en mis propias manos. 

Así se debe de sentir el fin del mundo.

Acto II: Hormigas rojas (de la condenación como profecía)

I.

Anoche vi la muerte blanca
cuando con dedos proscritos
tomó mi párpado
abriendo entrada oscura,
mas yo dormía pesadamente
y no esperaba
nada

            solo muerte.

 

II.

De niña la imaginaba
cargando en su palma tiesa hormigas rojas;
sabía que las enviaba por correo de una en una
a inyectarme negrura en las líneas punteadas
de mis dedos torcidos.

 Creyente fiel rezaba
aunque me gustaba decapitarlas
a media mordida, en medio
del dolor,
pero creo que de apoco
fui yo quien perdió la cabeza

o bajó un Dios
de odio,
amo de insectos,
a castigar a su hija
corrompida,
pueril asesina.

III.

Las hormigas ocultan secretos
en murmullos de final
pues saben la cifra ignota marcada
en hojas verdes;
dicen que el otoño llega
y cuenta los nombres
borrados de la faz de la tierra.

IV.

Ahora ya no encuentro técnica,
cómo sacarlas de mi cabeza,
porque piden a gritos que les abra
hormiguero funesto por las venas.

 

Kareli Reyes Castruita (Chihuahua, 1998) A veces escribe, a veces camina y se pierde. Textos suyos aparecen en diversas antologías y revistas. Próximamente se publicará su plaquette Bailes nocturnos con la muerte, en colaboración con Sangre Ediciones + Poetazos.

Red social: https://www.instagram.com/karelireyes/

Imagen de portada: Deepak M

Kareli Reyes Castruita (Chihuahua, 1998) A veces escribe, a veces camina y se pierde. Textos suyos aparecen en diversas antologías y revistas. Próximamente se publicará su plaquette Bailes nocturnos con la muerte, en colaboración con Sangre Ediciones + Poetazos.

Red social: https://www.instagram.com/karelireyes/

Foto de portada: Deepak M

 

Kareli Reyes Castruita (Chihuahua, 1998) A veces escribe, a veces camina y se pierde. Textos suyos aparecen en diversas antologías y revistas. Próximamente se publicará su plaquette Bailes nocturnos con la muerte, en colaboración con Sangre Ediciones + Poetazos.

Red social: https://www.instagram.com/karelireyes/

Imagen de portada: Deepak M

Kareli Reyes Castruita (Chihuahua, 1998) A veces escribe, a veces camina y se pierde. Textos suyos aparecen en diversas antologías y revistas. Próximamente se publicará su plaquette Bailes nocturnos con la muerte, en colaboración con Sangre Ediciones + Poetazos.

Red social: https://www.instagram.com/karelireyes/

Imagen de portada: Deepak M

Kareli Reyes Castruita (Chihuahua, 1998) A veces escribe, a veces camina y se pierde. Textos suyos aparecen en diversas antologías y revistas. Próximamente se publicará su plaquette Bailes nocturnos con la muerte, en colaboración con Sangre Ediciones + Poetazos.

Red social: https://www.instagram.com/karelireyes/

Imagen de portada: Deepak M

convo_15

Convocatoria abierta N.015

Leer convocatoria

Acércate a nosotros

Nuestra meta

Suscríbete

Nuestro propósito es servir como una plataforma de difusión para escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos  haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

circulo-animacion
logo_himen-01

© 2013 – 2019 Revista Himen. Diseño por C.A.

Términos y Condiciones - Copyrights