.

.

N.005 - Ruido

El r-r-r-uido: quizá en el español una palabra que en sí misma se denota. Una –r- de raíz que simula un taladro de 60lb perforando el pavimento, una escarbadora ampliando una oquedad en la obra. Imposible no mencionar a los Futuristas, con el movimiento –¡ZZZZUT!- y el desarrollo de la máquina –¡CHUCUCHUCUCHUCU…! aparece “El arte de los ruidos” de Luigi Russolo. Sin irnos tan lejos, los Estridentistas, para que su mole de guajolote les supiera, tendrían que correr motores 24/7. El crecimiento urbano daba hincapié a una sinfonía enérgica, la cual expresaba el caos emocional del siglo XX en el país. Por otro lado en el siglo XXI, con todo el auge tecnológico y la expresión visual del día a día, el ruido forma parte de un malestar que habita en el objeto contemplado. Pasa de auditivo a lo visual: un ruido sinestésico. El tiempo se ha encargado de darle más atributos a los conceptos de acuerdo a las circunstancias en la que vive la época. En este #- se reúnen ambas concepciones del tópico. El ruido como distorsión de la realidad, acción, atmósfera, algo nato en la naturaleza del sentido auditivo, generador de miedo, caos social: Dios. ¿Acaso la teoría popular de la creación del universo no fue con un BANG, o un OM infinito vibrando entre las cosas como una ola de calor?


N.005 - Ruido

El r-r-r-uido: quizá en el español una palabra que en sí misma se denota. Una –r- de raíz que simula un taladro de 60lb perforando el pavimento, una escarbadora ampliando una oquedad en la obra. Imposible no mencionar a los Futuristas, con el movimiento –¡ZZZZUT!- y el desarrollo de la máquina –¡CHUCUCHUCUCHUCU…! aparece “El arte de los ruidos” de Luigi Russolo. Sin irnos tan lejos, los Estridentistas, para que su mole de guajolote les supiera, tendrían que correr motores 24/7. El crecimiento urbano daba hincapié a una sinfonía enérgica, la cual expresaba el caos emocional del siglo XX en el país. Por otro lado en el siglo XXI, con todo el auge tecnológico y la expresión visual del día a día, el ruido forma parte de un malestar que habita en el objeto contemplado. Pasa de auditivo a lo visual: un ruido sinestésico. El tiempo se ha encargado de darle más atributos a los conceptos de acuerdo a las circunstancias en la que vive la época. En este #- se reúnen ambas concepciones del tópico. El ruido como distorsión de la realidad, acción, atmósfera, algo nato en la naturaleza del sentido auditivo, generador de miedo, caos social: Dios. ¿Acaso la teoría popular de la creación del universo no fue con un BANG, o un OM infinito vibrando entre las cosas como una ola de calor?


N.005 - Ruido

El r-r-r-uido: quizá en el español una palabra que en sí misma se denota. Una –r- de raíz que simula un taladro de 60lb perforando el pavimento, una escarbadora ampliando una oquedad en la obra. Imposible no mencionar a los Futuristas, con el movimiento –¡ZZZZUT!- y el desarrollo de la máquina –¡CHUCUCHUCUCHUCU…! aparece “El arte de los ruidos” de Luigi Russolo. Sin irnos tan lejos, los Estridentistas, para que su mole de guajolote les supiera, tendrían que correr motores 24/7. El crecimiento urbano daba hincapié a una sinfonía enérgica, la cual expresaba el caos emocional del siglo XX en el país. Por otro lado en el siglo XXI, con todo el auge tecnológico y la expresión visual del día a día, el ruido forma parte de un malestar que habita en el objeto contemplado. Pasa de auditivo a lo visual: un ruido sinestésico. El tiempo se ha encargado de darle más atributos a los conceptos de acuerdo a las circunstancias en la que vive la época. En este #- se reúnen ambas concepciones del tópico. El ruido como distorsión de la realidad, acción, atmósfera, algo nato en la naturaleza del sentido auditivo, generador de miedo, caos social: Dios. ¿Acaso la teoría popular de la creación del universo no fue con un BANG, o un OM infinito vibrando entre las cosas como una ola de calor?


N.005 - Ruido

El r-r-r-uido: quizá en el español una palabra que en sí misma se denota. Una –r- de raíz que simula un taladro de 60lb perforando el pavimento, una escarbadora ampliando una oquedad en la obra. Imposible no mencionar a los Futuristas, con el movimiento –¡ZZZZUT!- y el desarrollo de la máquina –¡CHUCUCHUCUCHUCU…! aparece “El arte de los ruidos” de Luigi Russolo. Sin irnos tan lejos, los Estridentistas, para que su mole de guajolote les supiera, tendrían que correr motores 24/7. El crecimiento urbano daba hincapié a una sinfonía enérgica, la cual expresaba el caos emocional del siglo XX en el país. Por otro lado en el siglo XXI, con todo el auge tecnológico y la expresión visual del día a día, el ruido forma parte de un malestar que habita en el objeto contemplado. Pasa de auditivo a lo visual: un ruido sinestésico. El tiempo se ha encargado de darle más atributos a los conceptos de acuerdo a las circunstancias en la que vive la época. En este #- se reúnen ambas concepciones del tópico. El ruido como distorsión de la realidad, acción, atmósfera, algo nato en la naturaleza del sentido auditivo, generador de miedo, caos social: Dios. ¿Acaso la teoría popular de la creación del universo no fue con un BANG, o un OM infinito vibrando entre las cosas como una ola de calor?


N.005 - Ruido

El r-r-r-uido: quizá en el español una palabra que en sí misma se denota. Una –r- de raíz que simula un taladro de 60lb perforando el pavimento, una escarbadora ampliando una oquedad en la obra. Imposible no mencionar a los Futuristas, con el movimiento –¡ZZZZUT!- y el desarrollo de la máquina –¡CHUCUCHUCUCHUCU…! aparece “El arte de los ruidos” de Luigi Russolo. Sin irnos tan lejos, los Estridentistas, para que su mole de guajolote les supiera, tendrían que correr motores 24/7. El crecimiento urbano daba hincapié a una sinfonía enérgica, la cual expresaba el caos emocional del siglo XX en el país. Por otro lado en el siglo XXI, con todo el auge tecnológico y la expresión visual del día a día, el ruido forma parte de un malestar que habita en el objeto contemplado. Pasa de auditivo a lo visual: un ruido sinestésico. El tiempo se ha encargado de darle más atributos a los conceptos de acuerdo a las circunstancias en la que vive la época. En este #- se reúnen ambas concepciones del tópico. El ruido como distorsión de la realidad, acción, atmósfera, algo nato en la naturaleza del sentido auditivo, generador de miedo, caos social: Dios. ¿Acaso la teoría popular de la creación del universo no fue con un BANG, o un OM infinito vibrando entre las cosas como una ola de calor?


Textos N.005

Acércate a nosotros

Nuestra meta

Suscríbete

Nuestro propósito es servir como una plataforma de difusión para escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos  haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

circulo-animacion
logo_himen-01

© 2013 – 2019 Revista Himen. Diseño por C.A.

Términos y Condiciones - Copyrights