krsna_5

Inventamos enemigos
más útiles

© Krsna Sanchez
© Literatelia, 2020

Toluca, México

Contacto
krizao0826@gmail.com
Facebook
Libro en venta

Invetamos enemigos más útiles

© Krsna Sánchez
© Literatelia, 2020

Toluca, México

Contacto
krizao0826@gmail.com

Inventamos enemigos más útiles

© Krsna Sánchez
© Literatelia, 2020

 Toluca, México

Contacto
krizao0826@gmail.com

"La figura tenía un compartimento en el vientre. Odiseo metió la mano y sacó un caballito de madera, apenas del tamaño de un juguete. De este extrajo un caballo aun más pequeño".

"La figura tenía un compartimento en el vientre. Odiseo metió la mano y sacó un caballito de madera, apenas del tamaño de un juguete. De este extrajo un caballo aun más pequeño".

"La figura tenía un compartimento en el vientre. Odiseo metió la mano y sacó un caballito de madera, apenas del tamaño de un juguete. De este extrajo un caballo aun más pequeño".

"La figura tenía un compartimento en el vientre. Odiseo metió la mano y sacó un caballito de madera, apenas del tamaño de un juguete. De este extrajo un caballo aun más pequeño".

"La figura tenía un compartimento en el vientre. Odiseo metió la mano y sacó un caballito de madera, apenas del tamaño de un juguete. De este extrajo un caballo aun más pequeño".

Acerca del libro

Ojalá el destino fuera un robot para programarlo e impedir nuestras desgracias. Esa es la sensación que me dejó el libro Inventamos enemigos más útiles de Krsna Sánchez N., repleto de escenarios futuristas tales como visores que muestran culturas extintas; artistas que deconstruyen la historia del arte por pedido de alienígenas; campos de fuerza que protegen objetos intrascendentes y a un cazador que busca una antigua arma militar. En el libro existen aún preguntas universales de la vida: ¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué la vida parece no tener sentido? Y en una época, la nuestra, en que la tecnología parece ser un bálsamo ontológico, Krsna nos dice que no es así.

Un libro repleto de humor, pero que no se convierte en un chiste, aunque sus premisas parezcan absurdas, tales como un inmigrante chino cuyo chop suey es capaz de salvar a la humanidad o una psíquica que puede destruir todo el lenguaje de la humanidad con tal de impedir la existencia de un verso. Aun así, el libro no cae en lo ridículo y se manifiesta como una antología de ciencia ficción y fantasía que debe de ser leída con atención, ya sea por la mera melancolía de sus protagonistas o las eternas referencias a los laberintos de Borges, el libro Inventamos enemigos más útiles tiene un título más adecuado, ya que nuestros enemigos diarios son la burocracia, la incompetencia y la baja estima. Y eso es lo lamentable, ya que al final somos Odiseo atrapado dentro de un caballo de madera que está dentro de otro caballo de madera y así sucesivamente hasta que el destino no sea reprogramado.

Ojalá el destino fuera un robot para programarlo e impedir nuestras desgracias. Esa es la sensación que me dejó el libro Inventamos enemigos más útiles de Krsna Sánchez N., repleto de escenarios futuristas tales como visores que muestran culturas extintas; artistas que deconstruyen la historia del arte por pedido de alienígenas; campos de fuerza que protegen objetos intrascendentes y a un cazador que busca una antigua arma militar. En el libro existen aún preguntas universales de la vida: ¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué la vida parece no tener sentido? Y en una época, la nuestra, en que la tecnología parece ser un bálsamo ontológico, Krsna nos dice que no es así.

Un libro repleto de humor, pero que no se convierte en un chiste, aunque sus premisas parezcan absurdas, tales como un inmigrante chino cuyo chop suey es capaz de salvar a la humanidad o una psíquica que puede destruir todo el lenguaje de la humanidad con tal de impedir la existencia de un verso. Aun así, el libro no cae en lo ridículo y se manifiesta como una antología de ciencia ficción y fantasía que debe de ser leída con atención, ya sea por la mera melancolía de sus protagonistas o las eternas referencias a los laberintos de Borges, el libro Inventamos enemigos más útiles tiene un título más adecuado, ya que nuestros enemigos diarios son la burocracia, la incompetencia y la baja estima. Y eso es lo lamentable, ya que al final somos Odiseo atrapado dentro de un caballo de madera que está dentro de otro caballo de madera y así sucesivamente hasta que el destino no sea reprogramado.

Ojalá el destino fuera un robot para programarlo e impedir nuestras desgracias. Esa es la sensación que me dejó el libro Inventamos enemigos más útiles de Krsna Sánchez N., repleto de escenarios futuristas tales como visores que muestran culturas extintas; artistas que deconstruyen la historia del arte por pedido de alienígenas; campos de fuerza que protegen objetos intrascendentes y a un cazador que busca una antigua arma militar. En el libro existen aún preguntas universales de la vida: ¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué la vida parece no tener sentido? Y en una época, la nuestra, en que la tecnología parece ser un bálsamo ontológico, Krsna nos dice que no es así.

Un libro repleto de humor, pero que no se convierte en un chiste, aunque sus premisas parezcan absurdas, tales como un inmigrante chino cuyo chop suey es capaz de salvar a la humanidad o una psíquica que puede destruir todo el lenguaje de la humanidad con tal de impedir la existencia de un verso. Aun así, el libro no cae en lo ridículo y se manifiesta como una antología de ciencia ficción y fantasía que debe de ser leída con atención, ya sea por la mera melancolía de sus protagonistas o las eternas referencias a los laberintos de Borges, el libro Inventamos enemigos más útiles tiene un título más adecuado, ya que nuestros enemigos diarios son la burocracia, la incompetencia y la baja estima. Y eso es lo lamentable, ya que al final somos Odiseo atrapado dentro de un caballo de madera que está dentro de otro caballo de madera y así sucesivamente hasta que el destino no sea reprogramado.




Ojalá el destino fuera un robot para programarlo e impedir nuestras desgracias. Esa es la sensación que me dejó el libro Inventamos enemigos más útiles de Krsna Sánchez N., repleto de escenarios futuristas tales como visores que muestran culturas extintas; artistas que deconstruyen la historia del arte por pedido de alienígenas; campos de fuerza que protegen objetos intrascendentes y a un cazador que busca una antigua arma militar. En el libro existen aún preguntas universales de la vida: ¿Quiénes somos? ¿Por qué estamos aquí? ¿Por qué la vida parece no tener sentido? Y en una época, la nuestra, en que la tecnología parece ser un bálsamo ontológico, Krsna nos dice que no es así.

Un libro repleto de humor, pero que no se convierte en un chiste, aunque sus premisas parezcan absurdas, tales como un inmigrante chino cuyo chop suey es capaz de salvar a la humanidad o una psíquica que puede destruir todo el lenguaje de la humanidad con tal de impedir la existencia de un verso. Aun así, el libro no cae en lo ridículo y se manifiesta como una antología de ciencia ficción y fantasía que debe de ser leída con atención, ya sea por la mera melancolía de sus protagonistas o las eternas referencias a los laberintos de Borges, el libro Inventamos enemigos más útiles tiene un título más adecuado, ya que nuestros enemigos diarios son la burocracia, la incompetencia y la baja estima. Y eso es lo lamentable, ya que al final somos Odiseo atrapado dentro de un caballo de madera que está dentro de otro caballo de madera y así sucesivamente hasta que el destino no sea reprogramado.

krsna_3

Krsna Sánchez, un sujeto que probablemente traicionaría a la humanidad si ocurre una invasión extraterrestre.

Acércate a nosotros

Nuestra meta

Suscríbete

Nuestro propósito es servir como una plataforma de difusión para escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos  haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Himen es un proyecto independiente. Nuestro propósito es servir como una plataforma para exponer escritores de habla hispana.

La Revista Himen es un proyecto completamente independiente. Puedes apoyarnos comprando nuestros productos o haciendo una donación.

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

Suscríbete a nuestra Newsletter y entérate de nuestras convocatorias. Prometemos no llenar tu correo de spam :)

circulo-animacion
logo_himen-01

© 2013 – 2019 Revista Himen. Diseño por C.A.

Términos y Condiciones - Copyrights